martes, 14 de octubre de 2008

Campeonato de España de Doma Vaquera 2008. Gonzalo Corrales, campeón en Vejer.


Gonzalo Corrales Crespo se adjudicó por segundo año consecutivo el título de Campeón de España de Doma Vaquera. Fue en Vejer de la Frontera, ante sus paisanos y, al igual que hace un año en Andújar, superando a Rafael Arcos, segundo clasificado. Tanto uno como otro demostraron tener argumentos para optar a lo máximo durante los próximos años, con permiso de cualquiera de los restantes ocho finalistas en Vejer.



El éxito del campeonato puede calificarse de histórico. Pocas veces hemos visto tan volcados a un pueblo, a sus ediles y a sus empresas con un acontecimiento deportivo. Las espectaculares instalaciones -efímeras- del campeonato son solo un ejemplo del enorme trabajo de meses que había detrás de tan importante cita. Asomarse en las clasificatorias y ver el ambientazo que había en aquel recinto -pese a que el tiempo no acompañó del todo y había que pagar entrada- era francamente emocionante. Y lo de la final requiere muchos adjetivos calificativos. ¿Quien escribió no hace mucho que la Doma Vaquera pasaba por momentos horribles?.
Otra cosa es la logística. Vejer no es un pueblo de fácil acceso si no se le conoce, dispone de varias entradas y el neófito puede tener serios problemas para moverse por el casco urbano dependiendo del lugar elegido para subir al pueblo. Faltó una mejor señalización; para que nos entendamos más flechas y menos murales con los carteles del campeonato. Y no han sido pocos los que nos han hecho llegar su malestar con el asunto de aparcamientos, colas de acceso, porteros, modales de los mismos y escasez de espacio en lugares fundamentales como el único -y pequeño- bar del recinto, donde confluían centenares de personas al mismo tiempo sin que nadie hubiera previsto que se necesitaba más personal para atender esas demandas puntuales pero perfectamente previsibles.

Deportivamente Vejer 2008 ha puesto el colofón a un año que podría calificarse con un notable alto. Todo comenzó en un frío fin de semana en Almodóvar del Río, concurso cordobés debutante pero exitoso, y ha venido a terminar en un bellísimo rincón de la provincia de Cádiz que ha vivido tres días fabulosos al reclamo de la disciplina hípica con más tirón en nuestra tierra. ¿Que más nos dará que sea olímpica o no?. Durante todos estos meses hemos asistido a más concursos que nunca y apenas ha habido pinchazos en el número de participantes. Incluso los concursos B han registrado inscripciones impensables, y si no miren el éxito del CVNB de Gines, por citar al último.



Los jueces no recuerdan temporadas tan "tranquilas" en el aspecto de las clásicas polémicas por sus decisiones, pero que se le quite de la cabeza al personal que eso se acabe algún día. Todos los deportes en los que interviene tan decisivamente la opinión de un número de jueces -por cierto teóricamente capacitados para ejercer a la perfección su trabajo- estarán siempre marcados por la polémica, y aquí siempre hemos pensado que la misma no puede sino ser buena. Lo que no debe perderse de vista jamás es el espíritu que todo buen deportista debe tener para saber ganar cuando se gana y perder cuando no lo hace.



En Vejer 2008 hemos tenido un ejemplo claro en este apartado: el presidente del jurado, Don Antonio Palacios, otorgó su mejor puntuación a Rafael Arcos tanto en la fase clasificatoria como en la final del domingo. ¿Y qué?. Los jueces en un campeonato de España son cinco en total, y fueron todos ellos, presidente incluído, los que dictaminaron que el campeón de España sería Gonzalo Corrales. Y habrá quien esté de acuerdo y quien no, y tendremos apasionadas discusiones de aficionados y partidarios de unos y otros durante meses, pero ese fue el fallo del jurado y un buen deportista debe saber acatarlo.



Para terminar este primer análisis, un comentario de tipo técnico: generalmente vemos que los jinetes montan mejor que nunca y con una técnica cada vez más depurada. ¡Claro que echamos de menos a Don Joaquín Olivera! -que ojalá vuelva a las pistas- pero es posiblemente su legado y su inimitable manera de hacer las cosas sobre el caballo el que ha hecho dar a la vaquera el salto cualitativo que ha dado en los últimos años.


Sinceramente creemos que la vaquera está de enhorabuena. Por mucho derrotismo que pudiera existir en el entorno de esta maravillosa disciplina.
Claro que sobre gustos no hay nada escrito. Y todos son respetables.
Y, por supuesto, seguro que muchos lectores se preguntarán cuando podrán ver lo sucedido en Vejer. Estamos preparando un programa especial para el sábado 1 de noviembre, pero ya para el programa del sábado 18 de octubre ofreceremos un adelanto del campeonato de España. Como siempre les tendremos informados en este blog.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Señores, me quito el sombrero ante este articulo. Nada mas que decir.

Anónimo dijo...

Con todos mis respetos, el campeonato lo decidió el primer día el señor Rafael Iñigo Hernandez Pinzón cuando puntuó por los suelos a Rafael Arcos. 21 puntos de diferencia entre Gonzalo y Arcos solo pueden venir de alguien que no esta en sus cabales porque si no, no me lo explico. de verdad que no. Viva Cantillana.

Anónimo dijo...

No conocía este stio, francamente admirable. Enhorabuena.

Antonio Palacios López dijo...

Mi más sincera anhorabuena por su objetiva apreciación de la actualidad de la disciplina.

Saludos.-

Anónimo dijo...

El artículo hace referencia a D. Joaquín Olivera: "Su legado y su inimitable manera de hacer las cosas sobre el caballo el que ha hecho dar a la vaquera el salto cualitativo que ha dado en los últimos años."
¿A qué se refiere con lo de salto cualitativo, a su forma de interpretar la Doma Vaquera?¿ Qué pasa con la doma vaquera que interpretan los Hnos. Tirado, los Hnos Román Postigo, Fco Díaz, etc...
En mi opinión, tanto jinetes (los finalistas en su mayoría) como jueces, hacen y valoran la doma vaquera que D. Joaquín hace a caballo y defiendía en cursos para jueces, no creen que para asegurar la técnica, nos desvíamos un poco de valorar las dificultades que puede presentar el riesgo (propio de esta doma y por otra parte, característico)?.

Anónimo dijo...

Yo creo que el artículo quiere decir que hoy se monta mejor que nunca en las reprises de doma vaquera y que muchos jinetes han tomado como espejo o como modelo para ello la forma de hacer las cosas sobre el caballo de Don Joaquín.

Si es así, estaría totalmente de acuerdo con el articulo. Hoy se monta en las pistas mucho mejor que hace cinco años.

Felicidades por esta maravillosa pagina desde Lebrija.

Anónimo dijo...

Para anónimo número 5: me parece que entiendo lo que quieres decir, pero que yo sepa en una pista no hay ni bueyes ni ganado bravo con el que trabajar. En un concurso no estamos en el campo, por mucho que sean las raíces de este deporte, sino en una prueba de doma.

Además ya existen campeonatos de doma de trabajo. Es mi humilde opinión. José.

Anónimo dijo...

No se puede decir las cosas mejor. Lo habéis clavado.
Mis felicitaciones desde Écija.

Anónimo dijo...

Toda la razón y más. Un abrazo desde Huelva y felicidades por vuestro trabajo.

Anónimo dijo...

Otro más que está de acuerdo en casi todo lo escrito en el artículo. Enhorabuena por el programa. Alvaro, Guadiaro (Cádiz)